Sanpedrotarra: tradición y emoción en el remo

9 09 2009

Hace muchos años que soy aficionado al remo en banco fijo, desde pequeño, mi familia, oriunda de Pasajes de San Pedro, me llevaba a presenciar las regatas más importantes de la zona. Recuerdo entrañables momentos en la década de los 80, con mi abuelo (QEPD) y mi padre, con unos bocadillos y una cervezas, esperando en Urgull el comienzo de las tandas, charlando con otros aficionados , el sonido de los cantos, las banderas de colores, los remeros (algunos de mis amigos remaban) a los que saludabas y animabas…

Es un deporte duro, se hace en un medio duro, procede de un trabajo duro como la pesca, el componente de vocación personal es grande, pues la recompensa económica nunca alcanza a pagar el esfuerzo realizado…..a cambio los remeros son los deportistas más queridos de sus paisanos, no he visto más emoción en otros deportes.

En 1987 la trainera “sanpedrotarra” ganó la bandera de Pasaia, delante de su público, delante de su rival más antiguo, sus vecinos de San Juan (quedaron segundos a menos de una trainera). ¿Qué tiene de especial? . San Pedro llevaba  más de 50 años sin ganar una regata, aquel día los ojos de muchos ancianos de más de 70 años que habían conocido la gloria de su trainera en tiempos pasados, cuando traer la bandera de la Concha a la iglesia no era inusual, esos ojos estaban ese día humedecidos…..No he visto casi nunca llorar a la gente de alegría, aquel día el espectáculo era impresionante, no sólo por la alegría de los jóvenes remeros que casi vuelcan la trainera…..Sino el aflorar de las emociones de los mayores cuyos curtidos rostros apenas podían frenar el torrente de alegría que les invadía,….

Ese día fué el comienzo de mi afición propia, acudía desde entonces a todas las regatas que me era posible, acompañado de mis amigos o de mi familia, tuve la suerte de contemplar una de las épocas doradas del remo en banco fijo,  las últimas grandes regatas de las traineras de madera, unas embarcaciones hechas a mano en pequeños astilleros de ribera que ya nunca surcarán nuestras bahías y rías…..Yo también me estoy emocionando.

Anuncios